Jengibre

Se cultiva el jengibre como una raíz, y es un ingrediente flexible que puede ser consumido tanto en las bebidas (infusión, cerveza, refrescos) como en recetas de cocina. Se puede utilizar fresco o seco (en polvo), para dar un toque picante a los alimentos e incluso sirve como conservante alimenticio.

Beneficios

Desde hace más de 2000 años, la medicina china recomienda el uso de jengibre para ayudar a curar y prevenir varios problemas de salud. Es sabido, que mejora la circulación de energía en el cuerpo y aumenta su tasa metabólica.

El jengibre contiene cromo, magnesio y zinc, por lo que ayuda a mantener la circulación de la sangre a niveles normales y puede ayudar a prevenir escalofríos, fiebre y sudoración excesiva.

El jengibre mejora la absorción y la estimulación de los nutrientes esenciales en el cuerpo. Esto se hace mediante la estimulación de la secreción de enzimas gástricas y pancreáticas.

Desde hace muchísimos años, en Asia se ha utilizado el jengibre como tratamiento natural para combatir los resfriados y la gripe. Haz una infusion en agua caliente con 2 cucharadas de jengibre recién rallado o picado, y toma ésta dos o tres veces al día.

En la cocina india por lo general se añade en forma de una pasta fina (rallado finamente), junto con el ajo como base de un curry.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.