ASUNCION

Anjalina, quería agradecerte tu hospitalidad ayer al recibirnos a todos en tu casa junto a tu madre y tu hija, que son encantadoras.
La masterclass que nos diste ayer lo hiciste en inglés y castellano, cambiando de un idioma al otro sin que ninguno de nosotros nos diéramos ni cuenta.
La velada empezó con un viaje para nuestros sentidos al explicarnos y poder probar el uso y la procedencia de las diferentes especias que se utilizan en tu país. Mientras, probábamos un shot de cúrcuma y unas galletas de queso maravillosas con un chutney de mango por encima.
Antes de empezar a cocinar nos enseñaste como hacer la masa de «Naan» para que reposase mmientras todos preparábamos la comida.
Después de estas explicaciones nos dividió en grupos para cocinar los diferentes platos del menú acompañados de bebidas.
Mi grupo eligió «Paneer Makhani vegetariano», hecho a base de un queso hecho por tí misma. La misse en place ya estaba preparada y el queso llevaba macerando todo el día. Nos explicaste cada paso del plato y estuviste pendiente de nosotros en todo momento, así como de los demás grupos.
Fuimos, poco a poco siguiendo tus instrucciones y metiendo en la olla los ingredientes en el orden de la receta que nos diste al llegar. Cada vez la cocina se llenaba de diferentes olores y colores de la comida que se estaba cocinando. Fué una delicia pasar ese rato en tu estupenda cocina junto a personas tan diversas y agradables.
Cuando terminamos nuestras elaboraciones se colocaron en la mesa del comedor. Antes de sentarnos a cenar amasamos los naan y los cocinamos. Apenas llegaron a la mesa, pues todos estábamos ávidos de empezar la prueba.
Cuando nos pusimos alrededor de la mesa del comedor, brindamos para celebrar el primer año de «Soul Spices». ¡Todo un éxito!
Enseguida empezamos a probar el resto de recetas que habían ido preparando los otros grupos.
H
Las pakoras de espinacas estaban increíbles, el resto de los platos estaban buenísimos, incluyendo el de mi grupo, por supuesto.
El final fué un postre que nos habías preparado que era el final perfecto para la velada.
Tuviste un detalle maravillosos con Magdalena, ya que sabías que era su cumpleaños y le hiciste soplar las velas mientras le cantábamos el cumpleaños feliz.
Me estoy extendiendo mucho, sólo quería decirte que disfruté mucho tu masterclass, el cocinado, la cena y el ambiente. Agradezco también a mi hija que me llevó a tu casa y con la que tuve una nueva experiencia.
Ayer te conocí y espero poder seguirte y disfrutar más contigo en el futuro.
¡Enhorabuena!